lunes, 21 de octubre de 2013

APARATO BUCAL DE LA ABEJA



1   clípeo
2   labrum
3   mandibulas
4   maxilas o pinzas
5   palpos maxilares
6   glosa
7   labio inferior ,labellum


Apéndices bucales o aparato bucal
El aparato bucal de la abeja es del tipo lamedor. Se compone del labio superior o labro, la epifaringe, oculta por el labro, y el par de mandíbulas . Las mandíbulas de la obrera son anchas en sus extremos, con forma de cuchara, pero estrechas en el medio. Las de la reina y el zángano son dentadas y más velludas. La epifaringe es una pieza quitinosa, ligada a la parte interna del labro como si fuera la parte superior de la boca. Es un órgano sensorial y probablemente el correspondiente al gusto del insecto.

 aparato bucal de la tres castas

las mandíbulas de la abeja están suspendidas en la parte inferior de la cabeza, a ambos lados de la boca, detrás del labrum cada mandibula tiene un movimiento lateral solamente. la mandibula era ancha en su base , delgada en el medio y ancha en su parte distal. Por su superficie interior corre un canal que da salida a las secreciones de las glándulas mandibulares. La glándula mandibular secreta un líquido claro que se cree es utilizado para ablandar la cera y hacerla más manejable. Las mandíbulas son utilizadas para trabajar la cera, comer polen y para cualquier trabajo que requiera morder, agarrar o moldear. En la reina las glándulas mandibulares producen una feromona conocida como ácido oxodecenoico. Feromona es una sustancia química producida por un individuo y liberada al medio ambiente para producir un efecto en el comportamiento y/o fisiología de otros miembros de la misma especie. Esta feromona tiene actividad química de control muy marcada y es sumamente importante en la regulación del comportamiento de las obreras y zánganos así como de otras  reinas. La misma inhibe la construcción de copa celdas, atrofia el desarrollo de los ovarios de las obreras, es  un atrayente sexual muy fuerte para los zánganos durante el vuelo de acople, estructura los vuelos de pecoreo de las obreras. En presencia de otras reinas, las incita a pelear hasta que una queda victoriosa.

beefondo.jpg

El clípeo y el labro o labrum
Estas estructuras en forma de placas están localizadas en la parte central inferior de la cabeza y protegen las partes bucales más delicadas. La placa superior es la más grande y se conoce como el clípeo y la inferior, en
forma de rectángulo, el labro.
Trompa o probróscide
Está compuesta por las maxilas y el labio. Las maxilas se componen de los estipites, galeas, lacinias y vestigios de los palpos maxilares. El labio está formado por varios segmentos: el basal, llamado posmentón es triangular y está unido al centro o parte media del lorum. A él se une el amplio y rectangular prementón, ligado a la lengua media; esta es producto de la combinación de la glosa y la paraglosa, que incluye la base de la glosa. A la base del prementón se hallan unidos los cuatro segmentados palpos labiales. La unión de los maxilares con los palpos labiales forma un tubo por donde se mueve la lengua o glosa. El conjunto recibe el nombre de probróscide o trompa.
La lengua está formada por un gran número de anillos y cubierta de pelos quitinosos colocados en filas transversales que cambian, sucesivamente, de longitud y forma hasta ser muy finos y sensibles en su extremo. Termina en un botón o plumón llamado labello que se pliega hacia atrás cuando la abeja lame.
La lengua no es un tubo sino un canal, cuyos bordes pueden unirse formando un tubo. Si fuera directamente un tubo, podría obstruirse con granos de polen en especial si estuvieran untados con miel. La naturaleza no sólo ha provisto a la abeja de una lengua en forma de canal, sino que también, al poder separar los bordes, facilita su limpieza.



La probosis
Este no es un órgano como tal si no que en es un grupo de estructuras que se unen y tienen una función particular. Por esta estructura retráctil se ingiere y regurgita, néctar, agua o miel. Encontramos aquí las siguientes estructuras. Empezando de arriba encontramos, a la base del labium, un triángulo pequeño, el postmentum, y más adelante el prementum. En la parte terminal del prementum está la lengua como tal o la glosa. A los lados de la glosa, hacia afuera, están los palpos labiales. Más hacia afuera están unas estructuras en forma de lancetas, las maxilas. La base de las maxilas se llama los estipes. Los estipes a su vez están suspendidos de unas estructuras quitinosas delgadas, los cardos. Cada estipe en su parte distal carga la galea y la lacinia. Entre los estipes y la galea se encuentra el palpo maxilar. Cuando la probosis no está en uso se retracta, proceso que es facilitado por los cardos. Cuando lame líquidos livianos, carga sus pelos por capilaridad, pero cuando se trata de líquidos espesos, junta los lóbulos terminales del labio con el maxilar para formar esa especie de tubo aspirante, y el alimento llega a la boca por la succión que producen los músculos de la faringe.

El botón tiene en su parte central una ranura que se expande en forma de doble rulo en el interior de la lengua. Como los canales de la lengua son ventrales, el néctar pasa a la parte dorsal por medio de la paraglosa, que son dos lóbulos blandos que la recubren.

Las piezas bucales están adaptadas a succionar el néctar, con componentes alargados, formando un tubo. Las abejas consideradas más primitivas tienen una “lengua” corta y sólo pueden libar néctar de flores con corola abierta. Las abejas más especializadas, de la familia Apidae, tienen una “lengua” larga que llega a partes de flores más profundas.


 

piezas bucales

  • Labro (labio superior o labio simple). Es un esclerito impar de forma variable con movimientos para arriba y para abajo; es el techo de la boca y se articula con el clípeo. En su parte ventral o interna está localizada la epifaringe, que no es una pieza libre, está levemente esclerosada; su función es gustativa.
  • Mandíbulas. Son dos piezas simples, dispuestas lateralmente bajo el labio superior, articuladas, resistentes y esclerosadas. Su función es masticar, triturar o lacerar los alimentos. En algunos adultos.  
  • Maxilas. En número de dos, están situadas detrás de las mandíbulas. Articuladas en la parte lateral inferior a la cabeza, son piezas auxiliares durante la alimentación. La hipofaringe es una estructura saliente, localizada sobre el mentón con función gustativa. Se asemeja a la lengua. Las maxilas poseen un palpo maxilar cada una.
  • Labio (labium). Estructura impar resultado de la fusión de dos apéndices situada bajo las maxilas y que representa el suelo de la boca; presenta dos pequeños palpos labiales.


















3 comentarios:

  1. Excelente aula. Boa apresentação posso usar em minhas aulas de apicultura?

    ResponderEliminar

Buscar este blog